Campos de Hellín. "Que no te lo cuenten"

Vinos Monastrell - Herencia Fenicia con más de 3 milenios en nuestra tierra

La variedad de uva Monastrell es un legado Fenicio que cuidamos con mimo, profesionalidad y esmero para que este alimento de exquisita categoría esté en tu mesa.

Conocida por sus aromas afrutados, sus notas terrosas y su moderado-alto gradiente alcohólico; es origen no solo de tintos, también el rosado Monastrell o el vino dulce al estilo Oporto se han hecho un hueco importante en la variedad.

Además, al necesitar gran cantidad de sol pero también requerir de buena hidratación subterránea es ideal para climas tan cálidos como pueden darse en California o Australia, que cada vez más cultivan la Monastrell dado el éxito y la calidad del producto final de los vinos de nuestra tierra, como los de la cooperativa Nuestra Señora de la Encarnación, en Tobarra.

Esta cooperativa posee viñedos con viñas de más de 100 años de antigüedad que dificilmente existan en otras localizaciones; siendo cepas más jovenes las que se están cultivando en el extranjero pero sin llegar a copar el nivel de calidad de las producciones autóctonas.

Encontramos numerosos artículos relacionados con los galardones que ha obtenido, en donde la cooperativa que citamos alcanzó la medalla de plata que supuso un empate entre el vino más destacado; un rosado 100% Monastrell; y éste, con un 90% Monastrell sin contacto con madera.

Es más, incluso es los certámenes mundiales en donde compiten los vinos de todo tipo de variedades más selectos y afamados de todo el mundo como son los Decanter World Awards, encontramos con que los vinos Monastrell cumplen un estándar de calidad siendo reconocidos con medalla de plata en algunos casos.

Os invitamos a que hagáis click aquí o en la imagen y hagáis un recorrido virtual en su página web. También os dejamos este vídeo sobre una cata por parte de la genial enóloga Araceli Martínez, para aquellos que tengáis curiosidad por un análisis detallado del producto.

Porque, como ya sabéis:

"In vino veritas"

 

 

 

No sólo historia

 

“Me apresuro a comunicarle de un encuentro maravilloso, pues se trata de una cueva pintada en donde hay más de 300 figuras, todo en una superficie de más o menos ocho metros. Es una piedra muy dura y consisten las figuras en ciervos, caballos, cabras y figuras de hombres con flechas, plumas, lanzas, etcétera, habiendo también bastantes figuras de hombres y mujeres y todas ellas en perfecto estado de conservación, no existiendo ni incrustaciones, ni estalactitas. Creo sea la mejor hasta ahora conocida en España, aún incluyendo las de Altamira”

                                                                                                        Fragmento de la carta que el 9 de junio de 1914 escribía Federico de Motos al abate Breuil comunicándole el descubrimiento excepcional del conjunto de pinturas rupestres de Minateda.

 

Las Pinturas Rupestres de Minateda, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esconden trozos de historia incluso en sus capítulos más recientes; para poder comprender el hito que supuso su descubrimiento hemos querido dejaos unos enlaces que encontraréis interesantes.

El primero de ellos habla de la publicación Eduardo Ripoll Pelleró sobre los trabajos de Breuil; algunos aún sin revisar pero sin los cuales, cita:

"[...]han supuesto un punto de partida sin el cual no podrían haberse desarrollado investigaciones y teorías que incluso, muchas veces, permiten refutar sus hipótesis, lo cual no impide, sin embargo, valorar el impresionante trabajo realizado por este personaje."

Podéis leer esta extensa reseña sobre dicha obra en este enlace.

 

Las Pinturas del Abrigo Grande de Minateda suponen un gran hallazo dentro del ámbito del Arte Rupestre Levantino, y datan de un período de transición mesolítico-neolítico en dónde la humanidad tal y como la conocemos empezó a definirse. Pero no sólo eso, sino que; en la región, existen numerosos emplazamientos en los que se pueden encontrar restos de utensilios líticos basados en sílex y cuarcita y otros yacimientos de origen Neanderthalensis.

Aquí tenéis un detallado documento que entra en profundidad sobre los recientes descubrimientos situados en Cueva Blanca, de la mano de Alberto Mingo y su equipo.

En conclusión, aún hoy, 102 años después de aquella carta que Federico de Motos envió a Henry Breuil, Minateda no deja de sorprendernos con nuevos hallazgos e historias que todavía están por contar.

 

Hellín. "Una ciudad en el camino"